¿Traducción o Invención?: Títulos Cinematográficos (Parte I)

¿Quién no se ha llevado las manos a la cabeza al descubrir los títulos originales de un sin fin de películas? Todos conocemos ya unas cuantas de esas famosas “traducciones”, pero no siempre se sacan los títulos de la manga ya que hay otras cuatro formas de adaptar los títulos a los mercados de habla hispana. Antes de entrar en el tema tengo que hacer una aclaración que puede que no todo el mundo sepa, los encargados de adaptar los títulos de las películas por lo general no son los traductores que han traducido el guión de la película, sino la propia distribuidora por razones de marketing, en algunas ocasiones con más acierto que otras.

Ahora sí, vayamos al lío (de mayor a menor fidelidad al título original):

En muchas ocasiones se deja el título original de la película, cosa que ocurre casi siempre con los nombres propios ( Forrest Gump, Rocky, Titanic ) y en España también con los hombres de super héroes (Spider-Man, Iron Man); en América Latina por el contrario sí que se tradujo a El hombre araña y El Hombre de Hierro.  Luego hay otros títulos que no se han traducido por el simple hecho de que no hay una palabra equivalente en español como es el caso de Trainspotting que hace referencia a la observación de trenes, como en español no existe una palabra que denomine esa afición decidieron dejarle el título original. Algo similar pasa con Pulp Fictionel título hace referencia a unas revistas denominadas “pulp magazines” que se vendían en Estados Unidos entre finales del silgo XIX y hasta la década de los 50; estas revistas abarcaban distintos temas de ficción (misterio, gangster, detectives, aventuras…). Traducir el título no hubiese tenido mucho sentido y es una tarea prácticamente imposible. Como último ejemplo me gustaría mencionar Kill Bill cuya traducción podría haber sido “Matar a Bill” pero perdería la sonoridad que le da la rima en inglés, además Bill tiene una doble interpretación, el nombre propio  y la palabra “bill” que significa cuenta, con lo que Kill Bill es también un juego de palabras que se refiere a saldar (“matar”) la cuenta que tiene pendiente con el propio Bill, pero este juego de palabras solo tiene sentido en inglés, si lo hubiesen traducido a español lo habría perdido.

pulp_fictionforrest_gump

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En esta ocasión los títulos sí son traducidos pero de forma literal, no hay mucho que opinar sobre este grupo. Algunos ejemplos: Requiem por un Sueño (Requiem for a Dream), El Cuervo (The Crow), La vida de Brian (Life of Brian), Ciudadano Kane (Kane Citizen), Rebelde sin Causa (Rebel without a Cause), El Apartamento (The Apartment) y así podría seguir un rato largo.

rebelde_sin_causa

rebel_without_a_cause

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En este grupo entran los títulos que han sido traducidos casi literalmente como El Cazador (The Deer Hunter/El cazador de ciervos),  Historias de Filadelfia (Philadelphia Story/ Historia de Filadelfia) o La noche de los Muertos Vivientes (Night of the Living Dead) donde simplemente se le añade el artículo inicial “la”. Este grupo como el anterior pasa un poco desapercibido.

historias de filadelfia

philadephia story

 

 

 

 

 

 

 

 

Y para finalizar con este primera parte nos fijaremos en los títulos que se han dejado sin traducir pero se las han añadido una especie de subtítulos para que al público español les sea más fácil entender el argumento o el género de la película. Hay varios casos como por ejemplo Network (Un mundo implacable);  Top Gun (Ídolos del aire) o Vértigo (De entre los muertos).

vertigo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Y hasta aquí la primera parte! Ya hemos ido entrando un poco en materia pero quedan los casos más importantes que se merecen una entrada a parte porque hay mucho que comentar sobre ellos… ¡Próximamente!

Anuncios

Errores publicitarios ¿O no?

Hoy traigo algunos ejemplos de problemas lingüísticos en la publicidad, en concreto a la hora de nombrar algunos de sus productos, sin tener en cuenta el significado que iba a tener en otros países. Puede que algunos lo hayan hecho de forma intencionada, ya sabemos como es el mundo de la publicidad, pero parece que otros son errores fortuitos.

En el sector del automóvil es donde más ejemplos se pueden encontrar.

– La marca SAAB sacó en Inglaterra el modelo Saab 900 SE, aparentemente no hay nada raro, pero la empresa sueca no se percató de que por la forma en que estaba colocado el nombre del modelo se leía Saab GOOSE (en vez de 900 SE). Goose en inglés significa ganso, pero en slang también significa “trasero” o “meter mano”. A este modelo se le conoce desde entonces como el saab “goose edition”.

– En España el Toyota MR2 no tiene nada de particular, pero en Francia “MR2” se pronuncia muy parecido a “merde” (mierda).

– Mitsubishi sacó al mercado un modelo llamado “pajero” en referencia a un gato salvaje de Sudamérica.  Pero tuvieron que cambiar el hombre para comercializarlo en los países de habla hispana, donde lo conocemos como “montero”.

PAJERO

Mitsubishi Pajero o en España Montero

– Nissan tiene un par de estas anécdotas. Su modelo Nissan Pixo no suena raro para el que no hable catalán, pero en esta lengua significa “meo” del verbo “pixar” (mear). Otro ejemplo es el Nissan Moco, el que además podemos encontrar en este color.

Nissan Moco

– El último ejemplo en cuanto a coches es dedicado al Mazda Laputa, al que se le puso este nombre por la isla ficticia “Laputa” de la novela Los Viajes de Gulliver.

En el mundo de las bebidas también hay algunas perlas de la traducción rondando por Internet, la mayoría de ellas no pueden confirmarse así que las he excluido.

– El whiskey irlandés Irish Mist puede no sonar muy bien en Alemania, ya que allí el significado de “mist” no es niebla como en inglés, sino estiércol.

El siguiente ejemplo no se trata de un error de traducción o publicitario, de hecho creo que es todo lo contrario. La marca de aspiradoras sueca Electrolux lanzó una campaña en los años 60 para Reino Unido donde el eslogan eran “Nothing sucks like an Electrolux”. En Estados Unidos el eslogan tiene un significado negativo ya que en su slang “sucks” tiene varias acepciones vulgares.

En Internet se pueden encontrar bastantes leyendas urbanas sobre la supuesta traducción errónea de varios productos. Únicamente he incluido aquí los que son demostrables para no alimentar esos bulos.

Doblaje vs. Subtítulos : La guerra de los casi cien años.

No sé si el primer tema que he elegido para inaugurar el blog será el más adecuado, pero sin duda eso uno de los más debatidos desde hace algún tiempo atrás. Además, creo que es importante que deje clara mi opinión sobre el susodicho y tal vez pueda aportar un poco de equilibrio, ya que en Internet he podido encontrar opiniones de todo tipo, pero en su mayoría extremistas, y podría decirse que abundan las opiniones a favor de la total desaparición del doblaje en España.

Si me preguntan ¿doblaje o subtítulos? No puedo decantarme al cien por cien por ninguna de las dos opciones. Algunas personas pensarán que es una locura que una licenciada en Filología Inglesa no responda sin dudar: “¡Subtítulos por supuesto, siempre V.O! Y puedo llegar a entenderlo. Obviamente la mayoría de las películas/series que veo están en V.O con subtítulos y en ocasiones sin ellos, siempre y cuando el idioma sea el inglés. Pero tampoco voy a tirar piedras sobre mi propio tejado, al fin y al cabo soy traductora…

Entremos un poco más en el tema. Está claro que el doblaje en España ahora mismo tiene muy mala fama ¿merecida? sí y no. Hay cierto rencor hacia el doblaje, no de forma ilógica, ya que como todos sabemos durante el Franquismo la censura estaba a la orden del día, y los traductores o bien tenían que cambiar los diálogos a la hora de traducir o directamente se comían la parte que al censor de turno  le pareciese que no encajaba con el patrón moral del régimen. Hay casos escandalosos, escenas que fueron omitidas y tras la caída del régimen fueron incorporadas de nuevo y dobladas, pero el problema era que no siempre los actores de doblaje eran los mismos que en la original, con lo que no se sabe si es peor el remedio que la enfermedad. Un caso clarísimo se da en North By Northwest o como aquí la conocemos, Con la muerte en los talones (la traducción de los títulos de las películas, otro tema puntiagudo que se merece una entrada aparte…). Pero no quiero ahondar demasiado en el tema de la censura, ya habrá tiempo también para eso. Solo un apunte más que puede que no todo el mundo sepa. El doblaje NO comenzó durante el Franquismo, la primera película doblada al español es de 1931 Devil and the Deep (Entre la Espada y la Pared)

Primera película doblada al español en 1931.

Por lo que el doblaje comenzó a instaurarse en España desde la Segunda República por razones como el analfabetismo, que hacían que la opción de subtitular las películas fuese inviable.

Parece que ese miedo ha quedado en nuestra memoria, miedo a ver una película/serie y que no se nos esté transmitiendo el mensaje tal y como los guionistas dispusieron. Obviamente y menos mal, ya no existe esa censura, pero todo el mundo tiene que tener claro que una traducción no puede ser cien por cien fiel al texto original, y esto ocurre tanto en la traducción para el doblaje como en la subtitulación, sin mencionar otros textos (literarios, científicos, jurídicos etc). Una traducción siempre va a ser una adaptación a otra lengua, tanto es así que un traductor audiovisual tiene derechos de autor sobre su traducción.

Otro de los argumentos para ver cine y tv en V.O es que puede ser muy útil para familiarizarse con otro idioma. Estoy de acuerdo, claramente ver películas en inglés hará que tu oído se acostumbre paulatinamente a ese idioma, pero que nadie se piense que por ver series en V.O va a aprender inglés (u otro idioma), es una ayuda sí, pero esta argumentación para que se elimine el doblaje me parece pobre. Entonces sucesivamente deberían cambiarse los subtítulos en español por los subtítulos en inglés (o el idioma en que esté la película) y yendo más lejos deberíamos leer libros en su lengua original, cosa que no está tan de moda como ver cine en V.O, y os aseguro que también es una muy buena herramienta para aprender otro idioma.

Y alejándome un poco del tema de la traducción en si, llegamos al doblaje. Mucha gente piensa que los actores de doblaje estropean la interpretación del actor original. Bien, no podemos hacer de esto una máxima. Me refiero a que (y hablo de España donde hay actores y actrices de doblaje de lo mejor) habrá ocasiones donde el doblaje estropee la película, habrá ocasiones donde sea una cuestión de gustos ya que interpretativamente estén a la par la versión doblada y la original, pero también y aunque suene raro, hay veces que el doblaje mejora la interpretación de algunos actores, ya que no nos olvidemos que quien dobla las películas son también actores y actrices con la sola herramienta de su voz para emocionar al espectador, lo que hace más difícil si cabe el papel de un actor. Con esto no resto ni sumo importancia a unos o a otros, a cada uno hay que darle el mérito que se merece. No puedo negar que tengo debilidad por los buenos actores de doblaje ya que me parece increíble como usan la voz , pero no quiere decir que no me gusten las versiones originales, simplemente creo que soy afortunada de poder disfrutar de ambas versiones. Os dejo dos vídeos a entrevistas de los mejores actores y actrices de doblaje de España muy interesantes que puede cambien la opinión de alguno.

Otras personas piensan que si poner otras voces a los personajes es algo así como un sacrilegio lo es todavía más insertar elementos externos a la imagen de la película, me refiero a los subtítulos, ya que el cine es algo sobre todo visual y estos elementos mancharían la imagen.  Según estos puntos de vista lo ideal sería ver la película en versión original y sin subtítulos, y por supuesto es recomendable hacerlo así si uno entiende casi al cien por cien el idioma,  pero como esto no es el caso más común para eso estamos los traductores. Lo que quiero decir es que hoy en día gracias a Internet y a la TDT podemos elegir cómo queremos ver cine y televisión, desgraciadamente faltan más cines en España donde emitan películas en V.O. pero eso es una cuestión de demanda. Lo ideal es ver el producto audiovisual en su idioma original, pero no siempre nos apetece detenernos a leer subtítulos, hay películas como las de acción e incluso animación que son más aptas para ver dobladas y otras más ricas en diálogo que yo personalmente prefiero ver sin doblar. Está claro que hay sitio para ambas opciones, no queramos imponer una forma de ver las cosas como ya hicieron en el pasado, porque estaríamos cometiendo el mismo error. No podemos tampoco dejar a todo un sector sin su trabajo, sin su profesión, a nadie le gustaría que aquello que le gusta hacer dejase de existir solo porque a algunos se les antoje de repente cargarse toda la industria del doblaje aludiendo a razones supuestamente educativas cuando intuyo más bien que son puramente económicas.

Que cada uno elija la forma en que quiere disfrutar del cine y la televisión, y si tú sabes hacerlo de ambas formas, eres  un afortunado.