Nadsat: A Clockwork Language.

¿Qué pasaría si entramos a un bar con nuestros drugos y pedimos un vaso de leche con venloceta y dencromina? Efectivamente el camarero no entendería nada. No ocurre lo mismo en la vida del protagonista de la novela de  Anthony Burgess A Clockwork Orange (La Naranja Mecánica) y en su adaptación al cine por Stanley Kubrick.

Anthony Burgess entre otras muchas cosas además de escritor era lingüista, y al igual que otros autores decidió crear en este caso un lenguaje propio para sus personajes, un tipo de slang al que llamó nadsat. El nadsat consiste en palabras provenientes del ruso y que se han mezclado con el inglés, pero no con el inglés standard si no en concreto con un dialecto hablado en la parte Este de Londres, el Cockney Rhyming.

Burgess quiso hacer de ese dialecto el usado por los adolescentes de su novela, pretendía que la novela quedase fijada en una época concreta y para ello uso el nadsat. El propio nombre de dicho dialecto hace referencia a los adolescentes ya que nadsat en ruso es el equivalente al teen en inglés (teenager es adolescente, y los números del 13 al 19 terminan en teen, haciendo referencia al período de la adolescencia). Burgess usó todo tipo de recursos para crear las palabras de su dialecto: derivación, composición, acortó algunas formas ya existentes etc.

Por ejemplo, la palabra rusa  bábushka la transformó en  baboochka significando abuela o mujer mayor. Para cabeza usó la palabra rusa con ese significado, golová pero la modificó, como la palabra suena parecida a Gulliver decidió que está sería el equivalente a cabeza. Hubo algunas palabras préstamo que no modificó como devochka (chica) o droog (amigo). Así el autor creó cerca de 300 palabras que en el momento tuvieron cierto éxito entre los jóvenes ingleses.

naranja mecanica

Ahora bien, al traducir la novela y posteriormente la película el traductor se enfrentaba al problema de tener que adaptar las palabras nadsat para que fuesen de alguna forma más familiares al castellano, pero en la primera traducción al castellano el propio autor colaboró en la elaboración del glosario nadsat-español y fue él quien propuso la mayoría de las equivalencias, convirtiendo por ejemplo baboochka en bábuchca, guillever en guilvera o quijotera, devochka es débochca o droog es drugo, y así continúa; la mayoría de las palabras nadsat fueron modificadas en su versión española, tanto en la novela como en la película.

Arriba he dejado el inicio de la película doblada donde aparecen algunas palabras nadsat, en la versión doblada para América Latina hay algunas variaciones.

Sin duda que el propio autor participase en la adaptación del dialecto al español le quitó un gran peso de encima al traductor.

El Resplandor: Un doblaje de miedo.

En España al hablar de la famosa adaptación cinematográfica de El Resplandor de Stanley Kubrick es casi inevitable que nos venga a la mente su peculiar doblaje. Como sabrán los conocedores del trabajo del director norteamericano, él mismo era el quien seleccionaba al personal encargado del doblaje de sus películas, incluyendo al director de doblaje, los actores e incluso el traductor del guión.

Stanley Kubrick y Jack Nicholson durante el rodaje de El Resplandor

En concreto para El Resplandor el elegido para dirigir el doblaje fue nada más y nada menos que el cineasta Carlos Saura, de la traducción se encargó el también cineasta y escritor Vicente Molina Foix y las voces elegidas fueron las de Joaquín Hinojosa y Verónica Forqué. Está claro que la elección de Kubrick no era lo que la audiencia española esperaba y a lo que estaba acostumbrada. El director quería que las voces en español fuesen lo más parecidas a las originales, y en este sentido se puede decir que estuvo acertado, especialmente con la elección de Verónica Forqué; pero para la audiencia esto resultó algo contraproducente. Las voces del doblaje suenan tan reales como las de la versión original, no están niveladas y tienen un ritmo distinto al de los doblajes comunes. Esto no le gusto a los espectadores que acostumbrados a unos doblajes más  retocados rechazaron por completo este. Entonces se puede decir que el hecho de que no guste este doblaje va más allá de cómo actúan los actores de doblaje, podemos darnos cuenta de esto si nos fijamos en otros doblajes donde las actuaciones de los actores son malas pero las voces y los ritmos están nivelados, lo que hace que los espectadores no sientan esa “distancia” entre la película y ellos mismos, a pesar de las carencias interpretativas de los encargados de doblar la película. Todo es una cuestión de a lo que los espectadores estamos acostumbrados, y si se nos presenta algo distinto a lo normal lo rechazamos automáticamente.

Para Kubrick el doblaje al español de El Resplandor fue de su agrado ¿qué nos hace pensar eso? Simplemente que él (sin saber castellano) al escuchar las voces le resultaban lo más parecidas al la versión original, pero el hecho es que no estoy muy segura del éxito de las películas dobladas si siempre se buscasen voces lo más parecidas a la versión original y la mayor naturalidad y realidad posible, habría entonces muchísimos doblajes tachados con los mismos malos adjetivos que El Resplandor.

Para muchos esta película es el ejemplo número uno de un mal doblaje, en mi opinión es una afirmación demasiado extrema. Creo que es un doblaje demasiado real para el público, pero eso no lo hace el peor doblaje que se haya hecho en España, a mi parecer hay doblajes interpretativamente muchísimo peores o de voces que no encajan en absoluto. Pero esto como se dice siempre, es una cuestión de gustos…

Para terminar os dejo un fragmento de la versión original para que escuchéis vosotros mismos, comparéis y decidáis si Kubrick estuvo acertado con su decisión o no.

Los idiomas de Juego de Tronos: De esclava a intérprete de la Madre de Dragones.

No es nada nuevo que se hayan creado idiomas ficticios. ya lo hizo Tolkien cuando se inventó las lenguas élficas. Pero en este caso no es el autor de la serie de novelas Canción de Hielo y Fuego el encargado de desarrollar los idiomas inventados que introdujo en sus novelas; a diferencia de Tolkien que además de escritor era filólogo, a George R.R. Martin no le interesan especialmente los idiomas y ha preferido dejar esta ardua tarea al filólogo californiano David J. Peterson.

A parte de la Lengua Común de los Siete Reinos que solo difiere en su pronunciación dependiendo del reino, Martin describió otras dos lenguas: el Dothraki y el Alto Valyrio. Peterson es el encargado de darle forma a estos dos idiomas.

El Dothraki es el idioma propio de los Dothrakis que Daenerys Targaryen tuvo que aprender al casarse con Khal Drogo. Es un idioma con sonidos muy graves y Peterson tuvo que basarse en la forma que ya aparecía en los libros y además hacer que fuese sencillo de aprender y pronunciar para que los actores no tuvieses demasiados problemas en memorizar los diálogos en Dothraki. Hasta ahora lleva creadas unas 3.700 palabras y hay gente que ya lo está aprendiendo, empezando por donde siempre: Hake anni Andrea (me llamo Andrea).

El otro idioma que Peterson está desarrollando es el Alto Valyrio del que lleva 800 palabras creadas. Este idioma era hablado en Valyria y se considera una lengua muerta, es el idioma original de la Casa Targaryen.  Pero el Valyrio, que es una variante vulgar del Alto Valyrio se sigue hablando en las Nueve Ciudades Libres y en las Ciudades Esclavistas.

A parte de estos hay otros idiomas en el mundo de Juego de Tronos,  por lo que es imprescindible la figura de un intérprete. Concretamente una joven llamada Missandei que ejerce como tal para Daenerys Targaryen y que habla 19 idiomas.

Missandei acompaña siempre como intérprete a Daenerys Targaryen.

Missandei acompaña siempre como intérprete a Daenerys Targaryen.

Parece que en cuanto a la pronunciación del Dothraki la forma en que lo pronuncian los actores de doblaje de España es más del agrado de su creador puesto que considera que es más similar a su idea de cómo debe ser pronunciado; y pone el ejemplo de «Khaleesi» que es como se pronuncia en el doblaje español, a diferencia de la versión original que es algo más parecido a «Calisi». Ninguna de las dos formas es la correcta pero «Khaleesi» se asemeja bien a la verdadera («Jálehesi») que se pronuncia en cuatro sílabas y con la j aspirada (/há-le-he-si/).

Incluso en Juego de Tronos el papel de intérprete es vital para lograr un entendimiento con otros pueblos y poder llevar a cabo negociaciones. Khalessi, que en la serie hasta ahora es el personaje que pisa más fuerte,  se ha asegurado de tener a la suya propia. En esta última secuencia de la tercera temporada se puede observar el papel tan importante que ha adquirido Missandei que se sitúa a la misma altura y a la derecha de la Madre de Dragones. Parece que la intérprete ha conseguido un buen lugar ¿no creéis?

Doblaje vs. Subtítulos : La guerra de los casi cien años.

No sé si el primer tema que he elegido para inaugurar el blog será el más adecuado, pero sin duda eso uno de los más debatidos desde hace algún tiempo atrás. Además, creo que es importante que deje clara mi opinión sobre el susodicho y tal vez pueda aportar un poco de equilibrio, ya que en Internet he podido encontrar opiniones de todo tipo, pero en su mayoría extremistas, y podría decirse que abundan las opiniones a favor de la total desaparición del doblaje en España.

Si me preguntan ¿doblaje o subtítulos? No puedo decantarme al cien por cien por ninguna de las dos opciones. Algunas personas pensarán que es una locura que una licenciada en Filología Inglesa no responda sin dudar: “¡Subtítulos por supuesto, siempre V.O! Y puedo llegar a entenderlo. Obviamente la mayoría de las películas/series que veo están en V.O con subtítulos y en ocasiones sin ellos, siempre y cuando el idioma sea el inglés. Pero tampoco voy a tirar piedras sobre mi propio tejado, al fin y al cabo soy traductora…

Entremos un poco más en el tema. Está claro que el doblaje en España ahora mismo tiene muy mala fama ¿merecida? sí y no. Hay cierto rencor hacia el doblaje, no de forma ilógica, ya que como todos sabemos durante el Franquismo la censura estaba a la orden del día, y los traductores o bien tenían que cambiar los diálogos a la hora de traducir o directamente se comían la parte que al censor de turno  le pareciese que no encajaba con el patrón moral del régimen. Hay casos escandalosos, escenas que fueron omitidas y tras la caída del régimen fueron incorporadas de nuevo y dobladas, pero el problema era que no siempre los actores de doblaje eran los mismos que en la original, con lo que no se sabe si es peor el remedio que la enfermedad. Un caso clarísimo se da en North By Northwest o como aquí la conocemos, Con la muerte en los talones (la traducción de los títulos de las películas, otro tema puntiagudo que se merece una entrada aparte…). Pero no quiero ahondar demasiado en el tema de la censura, ya habrá tiempo también para eso. Solo un apunte más que puede que no todo el mundo sepa. El doblaje NO comenzó durante el Franquismo, la primera película doblada al español es de 1931 Devil and the Deep (Entre la Espada y la Pared)

Primera película doblada al español en 1931.

Por lo que el doblaje comenzó a instaurarse en España desde la Segunda República por razones como el analfabetismo, que hacían que la opción de subtitular las películas fuese inviable.

Parece que ese miedo ha quedado en nuestra memoria, miedo a ver una película/serie y que no se nos esté transmitiendo el mensaje tal y como los guionistas dispusieron. Obviamente y menos mal, ya no existe esa censura, pero todo el mundo tiene que tener claro que una traducción no puede ser cien por cien fiel al texto original, y esto ocurre tanto en la traducción para el doblaje como en la subtitulación, sin mencionar otros textos (literarios, científicos, jurídicos etc). Una traducción siempre va a ser una adaptación a otra lengua, tanto es así que un traductor audiovisual tiene derechos de autor sobre su traducción.

Otro de los argumentos para ver cine y tv en V.O es que puede ser muy útil para familiarizarse con otro idioma. Estoy de acuerdo, claramente ver películas en inglés hará que tu oído se acostumbre paulatinamente a ese idioma, pero que nadie se piense que por ver series en V.O va a aprender inglés (u otro idioma), es una ayuda sí, pero esta argumentación para que se elimine el doblaje me parece pobre. Entonces sucesivamente deberían cambiarse los subtítulos en español por los subtítulos en inglés (o el idioma en que esté la película) y yendo más lejos deberíamos leer libros en su lengua original, cosa que no está tan de moda como ver cine en V.O, y os aseguro que también es una muy buena herramienta para aprender otro idioma.

Y alejándome un poco del tema de la traducción en si, llegamos al doblaje. Mucha gente piensa que los actores de doblaje estropean la interpretación del actor original. Bien, no podemos hacer de esto una máxima. Me refiero a que (y hablo de España donde hay actores y actrices de doblaje de lo mejor) habrá ocasiones donde el doblaje estropee la película, habrá ocasiones donde sea una cuestión de gustos ya que interpretativamente estén a la par la versión doblada y la original, pero también y aunque suene raro, hay veces que el doblaje mejora la interpretación de algunos actores, ya que no nos olvidemos que quien dobla las películas son también actores y actrices con la sola herramienta de su voz para emocionar al espectador, lo que hace más difícil si cabe el papel de un actor. Con esto no resto ni sumo importancia a unos o a otros, a cada uno hay que darle el mérito que se merece. No puedo negar que tengo debilidad por los buenos actores de doblaje ya que me parece increíble como usan la voz , pero no quiere decir que no me gusten las versiones originales, simplemente creo que soy afortunada de poder disfrutar de ambas versiones. Os dejo dos vídeos a entrevistas de los mejores actores y actrices de doblaje de España muy interesantes que puede cambien la opinión de alguno.

Otras personas piensan que si poner otras voces a los personajes es algo así como un sacrilegio lo es todavía más insertar elementos externos a la imagen de la película, me refiero a los subtítulos, ya que el cine es algo sobre todo visual y estos elementos mancharían la imagen.  Según estos puntos de vista lo ideal sería ver la película en versión original y sin subtítulos, y por supuesto es recomendable hacerlo así si uno entiende casi al cien por cien el idioma,  pero como esto no es el caso más común para eso estamos los traductores. Lo que quiero decir es que hoy en día gracias a Internet y a la TDT podemos elegir cómo queremos ver cine y televisión, desgraciadamente faltan más cines en España donde emitan películas en V.O. pero eso es una cuestión de demanda. Lo ideal es ver el producto audiovisual en su idioma original, pero no siempre nos apetece detenernos a leer subtítulos, hay películas como las de acción e incluso animación que son más aptas para ver dobladas y otras más ricas en diálogo que yo personalmente prefiero ver sin doblar. Está claro que hay sitio para ambas opciones, no queramos imponer una forma de ver las cosas como ya hicieron en el pasado, porque estaríamos cometiendo el mismo error. No podemos tampoco dejar a todo un sector sin su trabajo, sin su profesión, a nadie le gustaría que aquello que le gusta hacer dejase de existir solo porque a algunos se les antoje de repente cargarse toda la industria del doblaje aludiendo a razones supuestamente educativas cuando intuyo más bien que son puramente económicas.

Que cada uno elija la forma en que quiere disfrutar del cine y la televisión, y si tú sabes hacerlo de ambas formas, eres  un afortunado.