From español to Spanish: Cuando en la versión original se habla español

Pongámonos en situación: un traductor que está trabajando con un guión para doblaje, y de repente se encuentra con un diálogo que está en el idioma al que está traduciendo. ¿Qué hace? Bueno, la respuesta no es única ni universal, todo dependerá de varios factores y en cada caso deberán de tomarse decisiones distintas. No es nada raro que en películas de la industria hollywoodiense algunas estrellas de la gran pantalla se marquen unas frases en español (unos con más éxito que otros). A la hora de la traducción para subtítulos esto no supone ningún problema porque el espectador va a poder escuchar el audio original y va a darse cuenta de que los personajes están hablando en castellano. Pero, ¿qué pasa con la traducción para el doblaje? Aquí nos encontramos con un problema importante que puede resolverse de distintas formas. Vamos a ver algunas soluciones a través de diez ejemplos.

1- Los Goonies: De Rosalita a Rosanna

La mayoría vio este clásico de los 80 cuando era pequeño en versión doblada, por lo que todos conocimos a Rosanna, una señora italiana que acude a casa de los Walsh a preparar todo antes de la mudanza y que como no habla nada de “castellano” Clark, que sabe italiano se ofrece a hacer de intérprete, lo que da resultado una escena muy divertida ya que Bocazas traduce las cosas como se le antoja. Puede que muchos ya sepáis por donde voy a ir. Exacto, Rosanna no se llamaba así, ni tampoco era italiana. La señora en cuestión es una mujer latinoamericana que se llama en realidad Rosalita. En este caso el problema se resolvió de la forma más práctica, se buscó otro idioma con el que pudiese funcionar la escena. Se pierde la gracia de escuchar a Bocazas hablando en español, pero es la mejor opción para cumplir con el propósito y la función cómica de esa parte del guión, que es ver como Clark cambia intencionadamente lo que la señora Walsh quiere que le transmita a Rosalita para que la señora se escandalice. Lo importante era que los espectadores pudiesen recibir esa escena cómica.

Aquí está la versión original:

Y la doblada:

 2- Pulp Fiction: ¿Qué idioma le enseña Butch a Fabienne?

Butch y Fabienne están en el motel la noche antes de huir a Knoxville y hablan sobre a qué lugar les gustaría marcharse. Cuando Butch menciona México Fabienne le responde que ella no sabe hablar español, entonces Butch le enseña un par de frases es español: ¿Dónde está el zapatería? y ¿Qué hora es? Aquí tenemos el mismo problema que con el ejemplo anterior, es necesario elegir otro idioma para que haya un diferencia en el doblaje. En este caso Butch menciona Brasil y le enseña esas mismas frases a Fabienne en portugués, lo que es curioso por que la actriz que interpreta ese papel, Maria de Medeiros, es portuguesa.

Aquí podemos escuchar a Bruce Willis hablando en español:

Hay otro momento de Pulp Fiction donde aparece el castellano fugazmente. Es en la casa del traficante, Lance. Tras cerrar la venta Vincent le pregunta si puede probar la heroína que acaba de comprar allí mismo, a lo que Lance le contesta: “Mi casa es su casa“, que es un expresión muy usada en Estados Unidos a modo de “estás en tu casa”. Vincent le sigue el juego y le responde con un: “Muchas gracias“. Aquí optaron por dejarlo tal cual ya que a diferencia de los casos anteriores no supone ninguna pérdida de significado que el espectador no sepa que han dicho esas dos frases en español, sin embargo sí se pierde esa muestra de la inmersión del español en ciudades con gran población latina como es Los Ángeles.

La escena original:

 3- Vicky Cristina Barcelona: ¡Niñata de mierda!

En la famosa escena en la que Cristina les explica a Juan Antonio y María Elena que ya no desea continuar con la relación que mantiene con ambos, el personaje que interpreta Penélope Cruz se enfada y usa su lengua materna. En el doblaje es imposible reflejar y transmitir la fuerza de esta escena al escuchar a María Elena hablando en español sin importarle que Cristina no la entienda, tampoco escuchamos como esta le pide por favor que hable en inglés porque directamente lo tienen que omitir ya que resultaría incoherente. Además, como en la mayoría de las películas, Javier Bardem y Penélope Cruz no se doblan a sí mismos, lo que hace la escena todavía más extraña. Sin duda, este es entre todos los ejemplos, el que más significado ha perdido a la hora de su doblaje, por no decir que lo ha perdido todo, la particularidad de escuchar a Penélope Cruz enrabietada y hablando en español desaparece, así como el tan español “¡Niñata de mierda!” y el hecho de que Cristina no se esté enterando de nada pero vea por los gestos y el tono de María Elena que está muy disgustada. A lo largo de toda la película encontramos más diálogos en español que también se pierden en el doblaje. Sin duda, y en mi opinión, está es un película para verla en VOSE sí o sí.

Os dejo la escena de la discusión:

 4- Notting Hill: Robot carnívoro psicópata

En la escena en la que William acude a ver a Anna a su hotel cuando está en plena promoción de su película le confunden con un periodista y tiene que entrevistar con la ayuda de una intérprete a un actor que habla español. En el doblaje tuvieron que recurrir a la misma solución que los dos primer ejemplos, en este caso el idioma elegido volvió a ser el portugués.

 5- Scarface: El español de Al Pacino Vol.I

El origen italoamericano de Al Pacino y su aspecto, le ha llevado a interpretar en varios ocasiones a personajes de origen latino, el más famoso el de Tony Montana. Por lo que no es raro escucharle en estas películas hablando en español, aunque solo sea una frase o palabras sueltas como ocurre en Scarface. 

 6- Pactar con el Diablo: El español de Al Pacino Vol.II

En esta ocasión podemos escuchar mejor la pronunciación de Pacino ya que dice unas cuantas frases seguidas en una escena que se desarrolla en el metro cuando unos latinoamericanos se enfrentan a él y les contestan en español. De nuevo se cambia el idioma y se usa el portugués ya que si se dejase en español probablemente los espectadores no entenderían la cara de “¿Qué están diciendo?” de Kevin (Keanu Reeves).

Es una pena que se pierda el español de Al Pacino. Podéis escucharlo aquí:

7- Carlito’s Way: El español de Al Pacino Vol.III

Una vez más Al Pacino interpreta un personaje de origen latino, en este caso Carlito Brigante. En esta película también podemos escucharle algunas frases en nuestro idioma que pasan desapercibidas en la versión doblada.

Escena en versión original (minuto 0:40)

8- Desperado: Mexican Style

En la segunda parte de la Mexico Trilogy del director Robert Rodríguez que protagoniza Antonio Banderas, podemos encontrar varios momentos en los que algunos personajes hablan en español, especialmente a la hora de insultar. El propio Quentin Tarantino que tiene una breve aparición donde acaba muriendo violentamente (como a él le gusta) al entrar en la cantina pide “Two cervezas” y cuando se las sirve da las gracias en español. Curiosamente el propio Antonio Banderas tan solo dice una palabra en castellano en toda la película: “manito“. Por suerte esta esta ocasión Banderas sí se dobló a sí mismo.

9- Breaking Bad: Walter White practica su español

No solo podemos encontrar intervenciones en español en las películas, el aumento de población hispanohablante en Estados Unidos está siendo reflejando en las series de actualidad, entre ellas por supuesto donde la trama nos acerca a los cárteles del narcotráfico. En el sexto capítulo de la cuarta temporada nos encontramos con Walter White intentando pedir ayuda a unas de las trabajadoras de la lavandería que sirve como tapadera a Gus Fring. Como son hispanohablantes Walter se ve obligado a usar su escaso español para que le entiendan, lo que resulta bastante cómico ya que no es tan hábil como con la química . Como ya imaginaréis en la versión doblada se pierde toda la gracia de esta escena y no solo eso, si no que vemos a Walter luchando por encontrar la palabra “ayuda”, algo que queda raro teniendo en cuenta que en la versión doblada él ya hablan en español. Tal vez una opción más eficaz hubiese sido jugar con alguna variante del español latinoamericano que hiciese un poco más creíble esa escena en la que no hay un entendimiento completo y fluido debido al idioma, así como intentar que las tres trabajadoras fuesen dobladas con acento latino (mexicano podría funcionar debido a la proximidad de Alburquerque a México).

Os dejo la escena original:

 10- Terminator 2: Hasta la vista, baby

La famosa frase que todos conocimos en España como “Sayonara, baby“. Todo empieza cuando John Connor le enseña algunas frases útiles a Terminator para que su lenguaje sea más común:

Ese “hasta la vista, baby” suena peculiar ante los espectadores angloparlantes porque está en otro idioma y por eso se convirtió en una de las frases más famosas del cine, no hubiese tenido tanto éxito si Termiantor hubiese dicho: “see you later, baby“. Por lo que en el doblaje lo principal era transmitir lo mismo a los espectadores españoles, algo que no se conseguiría dejando la frase en español, por lo que optaron por el “sayonara, baby” que se ha quedado grabado en nuestra memoria colectiva. He leído muchas críticas respecto a esta decisión, pero en mi opinión lo salvaron bastante bien.

Estos solo son unos cuantos ejemplos, pero si uno ve cine y series en VO puede encontrarse en muchas ocasiones con diálogos en español. Como hemos visto, en algunas ocasiones son intervenciones tan pequeñas e irrelevantes que en el doblaje no se pierde nada, pero en otras el español juega una función más específica e importante que se ve dañada en la versión doblada, pero para eso tenemos la VO con subtítulos así que:

keep-calm-and-hasta-la-vista-baby-2


		
Anuncios

La Magia del Doblaje de Animación: ¿Cómo empezó todo?

Todos los que tenemos cierta edad hemos crecido viendo películas y series animadas donde los personajes usaban un acento distinto al que nosotros escuchábamos y usábamos diariamente. ¿Quién no se preguntó en alguna ocasión al ver Scooby-Doo qué era un “emparedado de manteca de maní”? Al final nos dábamos cuenta de que se referían a un sándwich de mantequilla de cacahuete (cosa que también nos llamaba la atención, aquí teníamos la nocilla y la nutella). Ese español ajeno a nuestra vida diaria es el denominado español neutro. ¿Pero cómo apareció este peculiar acento y con que fin?

La respuesta se remonta a los inicios del doblaje al español de las películas de Walt Disney. Con el fin de que las películas pudiesen llegar a los espectadores hispanohablantes el propio Disney viajó a Buenos Aires en 1941 donde ya se había realizado en 1938 el doblaje de Blancanieves y a su vez decidió que se realizarían los primeros doblajes de sus películas (entre ellas Blancanieves, Bambi y Dumbo). Aquí podemos escuchar el doblaje original de Blancanieves (1938) que más tarde fue cambiado por el que todos conocemos.

Fue cuando Edmundo Santos  (un locutor de radio, cantante y bailarín de origen mexicano que vivía en Estados Unidos) dio su opinión en su programa de radio cuando todo comenzó a cambiar en el mundo del doblaje de animación. Su crítica hacia las versiones en español de las canciones Disney, alegando falta de armonía y ritmo, despertó el interés del mismísimo Walter Disney, quien lo hizo llamar a sus estudios, donde le propusieron que adaptase la letra de La Estrella Azul (Pinocho). Así lo hizo, y su versión gustó tanto a Disney que fue contratado de inmediato para que se encargase del resto de las adaptaciones de la película. Tras esta película y un par más, Disney finalmente le encargó el doblaje de todas sus películas para el mercado hispanohablante, que se llevaría a cabo en Los Ángeles (California).

Edmundo Santos

Edmundo Santos

En los primeros doblajes y en alguno posterior existía una variedad entre los acentos de los actores tratando de imitar los diferentes acentos de los protagonistas en la versión original. Podemos ver dos claros ejemplos con muchas similitudes en Dumbo y El Libro de la Selva, donde dos grupos de pájaros (cuervos y buitres respectivamente) muestran en cada uno de ellos un acento distinto del español (andaluz, argentino, mexicano y cubano):

Tras estas primeros doblajes, se optaría después por el uso de un español sin localismos y con una gramática neutra que todos los hispanohablantes pudiesen entender: el español neutro.

Uno de los mayores éxitos como director de doblaje de Edmundo Santos fue el de La Cenicienta, que fue considerada por muchos mejor versión que la original. Tras este muchos títulos le siguieron bajo su dirección (Alicia en el País de las Maravillas, Peter Pan, La Dama y el Vagabundo, La Bella Durmiente, 101 Dálmatas etc). Incluso se volvieron a doblar en 1964 las versiones que años antes se llevaron a cabo en Argentina (Blancanieves, Bambi y como ya hemos visto Dumbo). Estos doblajes son los que después nosotros escucharíamos:

Incluso después del fallecimiento de Walt Disney en 1966, Edmundo Santos continuó como director de doblaje de las películas Disney. La última película en la que Edmundo Santos participó como director de doblaje fue Bernardo Y Bianca, la cual no pudo ver estrenada pues falleció antes de una afección cardíaca en 1977.

Fue ya en la década de los 90 cuando se empezaron a hacer dos doblajes diferenciados para los hispanohablantes: una versión para el mercado de América Latina y otra para el de España. Aunque la primera película doblada en España fue La Tostadora Valiente en 1989, la que marcó una nueva etapa en la historia del doblaje de Disney para los españoles fue La Bella y la Bestia (1991). Que más tarde en 1996 a su vez sería doblada también en catalán para su versión en VHS. Otros títulos fueron traducidos al gallego para la Televisión de Galicia.

Pero Disney  no fueron los únicos estudios de animación que apostaron siempre por doblar sus productos al español. Los también importantes Hanna-Barbera se encargaron de doblar sus series desde sus inicios en los años cincuenta. Estos primeros doblajes eran llevados a cabo en México y Puerto Rico.

En estas series también encontrábamos una gran variedad de acentos del español diferentes, incluyendo una vez más el acento andaluz del sevillano Florencio Castelló en el personaje del Gato Jinks (Pixie y Dixie)

En 1990 los estudios se unieron a Turner Broadcasting y más tarde a Cartoon Network Studios. Tras estas uniones los doblajes de sus series y películas se realizan tanto en México como en Venezuela.

Está claro que aunque ese no era el español que muchos hispanohablantes usábamos, marcó una época y una memoria colectiva imborrable que nos transporta hasta nuestra niñez. Por eso, cuando ya de mayor he visto versiones re-dobladas al español de España (Cenicienta) o nuevas temporadas de Scooby-Doo he sentido un rechazo inmediato hacia ellas.

No puedo acabar este post si hacer una mención especial al actor mexicano de doblaje fallecido el pasado día 18 Jorge Arvizu. Puede que a muchos no os diga nada este nombre, pero seguro que todos sabéis quien es Pedro Picapiedra. Pues era él quien le daba vida en español a este personaje tan emblemático (como a  muchos otros). Gracias a profesionales como él y Edmundo Santos los niños hispanohablantes han podido disfrutar desde hace décadas de la magia de la animación. ¿Y a caso nos importaba que su español no fuese exactamente como el nuestro? A quien le puede importar eso con interpretaciones tan magníficas que se quedarán en nuestra memoria  para siempre.

arvizu

Friends: Traducir comedia no es cosa de chiste.

Seguro que muchos de vosotros todavía recordáis el opening de la sitcom más famosa que ha dado hasta ahora la televisión norteamericana. Me refiero a ese hombre diciendo “Colegas“, cosa  innecesaria que afortunadamente duró poco en la cabecera de la serie.

Efectivamente una de las cosas más difíciles de traducir es el humor, y el reto se hace todavía mayor en la traducción audiovisual para el doblaje donde es necesaria una sincronización que en ocasiones obligará al traductor a elegir una traducción que no sea literal, como ocurre cuando en Friends Chandler llama a Rachel “loser” deletreando la palabra (L-O-S-E-R), la traducción literal que sería “perdedora” sin embargo tiene cuatro letras más por lo que no encajaría a la hora del doblaje, por lo que se optó por “prima” (P-R-I-M-A) que sí se adapta perfectamente.

En algunos casos los chistes puede ser adaptados literalmente, como cuando Joey dice que es un “mento” queriendo decir que es un “mentor”, en este caso tanto en inglés como en español la escritura y el significado de la palabra es idéntico, por lo que no es necesario hacer ninguna adaptación, no supone ningún problema para el traductor. Pero esto no es siempre así, no podemos olvidarnos de que al traducir no solo se está  haciendo un intercambio entre dos lenguas distintas, sino también entro dos culturas, algo que se ve reflejando claramente en el humor.

A la hora de traducir películas cómicas o sitcoms lo que se tiene que intentar mantener es el efecto de comicidad de los diálogos más que una traducción fiel o transparente. ¿Qué sentido tiene que se traduzca un chiste perfectamente al pie de la letra a otra lengua si después los espectadores no van a entender la gracia porque la ha perdido en la traducción? La prioridad en la traducción de humor es mantener su función, que es hacer reír al espectador.

Friends como cualquier otra sitcom está plagada de chistes que hacen referencia a la cultura de su país, en este caso de Estados Unidos, chistes que en ocasiones necesitan ser adaptados para que el público de otros países entiendan.

En un capítulo de la novena temporada Chandler ha tenido que irse a trabajar a Tulsa (Oklahoma) y en una de sus visitas a Nueva York intenta hacerse el gracioso inventándose chistes sin parar porque Monica le había contado que en su trabajo había un chico nuevo muy gracioso.  Nada más llegar comienza a hacer chistes referentes a Oklahoma y a la forma que tiene de hablar:

Chandler: What’s with the word y’all?

Y’all es una contracción de “you all” que se usa como la 2ª persona del plural “you” en el sur de Estados Unidos.

Intentar hacer esa contracción en español (todos + vosotros) no tendría mucho sentido y no se entendería bien, por lo que en la traducción se optó por cambiarlo:

Chandler: ¿Y eso de estaquí?

Luego comienza a hacer chistes sobre esa forma de contracción poniendo más ejemplos de como deberían formarse ciertas palabras que también necesitaron ser adaptados:

*New poodle (nuevo caniche) = Noodle  / Cachorro redondito = Cachondito

*Fried chicken (pollo frito) = Fricken  / Pollo frito = Pollito

Hay también expresiones americanas que han sido adaptadas usando el refranero español. Una que usa Monica en cierta ocasión: You snooze you lose, snooze es echarse la siesta, por lo que la traducción literal sería algo como “si te duermes pierdes”, o sea que has perdido tú oportunidad. En este caso en el doblaje se tradujo como “Quien va a Sevilla…“. En mi opinión podría haberse traducido como “si te duermes pierdes“. Aunque el refrán español logra que se mantenga el significado de la expresión y por lo tanto es fiel a su función, creo que es una traducción demasiado “domesticante”  (muy españolizada) de algo que se puede traducir casi de forma literal sin que pierda su función. Pero esto es algo subjetivo, cada traductor tendrá su punto de vista, recordemos que no hay una traducción perfecta.

Uno no puede tratar este tema y olvidarse de las famosas canciones de Phoebe. En el doblaje tradujeron las canciones y fueron dobladas, esto hizo que en varias ocasiones la traducción no fuese muy literal debido de nuevo al problema de la sincronización, pero hay una ocasión donde cada uno de los protagonistas canta  un verso de la famosa Smelly Cat y en la versión española se doblaron a los actores pero cantando la canción en versión original, lo que dio un resultado cuanto menos curioso, especialmente por el acento, que nada tiene de americano, de los actores de doblaje. Podéis verlo en el siguiente vídeo en el minuto 3:00

Otra vez hablando desde mi punto de vista, creo que hubiese sido una mejor opción dejar todas las canciones sin doblar y con subtítulos.

Sin duda para traducir comedia el traductor necesita entender los chistes perfectamente en la lengua de origen y tener la creatividad suficiente para saber adaptarlos a la lengua de destino intentando que pierdan en la medida de lo posible su  función y a la vez sin que  sea una traducción demasiado doméstica. Una tarea nada fácil.

El Resplandor: Un doblaje de miedo.

En España al hablar de la famosa adaptación cinematográfica de El Resplandor de Stanley Kubrick es casi inevitable que nos venga a la mente su peculiar doblaje. Como sabrán los conocedores del trabajo del director norteamericano, él mismo era el quien seleccionaba al personal encargado del doblaje de sus películas, incluyendo al director de doblaje, los actores e incluso el traductor del guión.

Stanley Kubrick y Jack Nicholson durante el rodaje de El Resplandor

En concreto para El Resplandor el elegido para dirigir el doblaje fue nada más y nada menos que el cineasta Carlos Saura, de la traducción se encargó el también cineasta y escritor Vicente Molina Foix y las voces elegidas fueron las de Joaquín Hinojosa y Verónica Forqué. Está claro que la elección de Kubrick no era lo que la audiencia española esperaba y a lo que estaba acostumbrada. El director quería que las voces en español fuesen lo más parecidas a las originales, y en este sentido se puede decir que estuvo acertado, especialmente con la elección de Verónica Forqué; pero para la audiencia esto resultó algo contraproducente. Las voces del doblaje suenan tan reales como las de la versión original, no están niveladas y tienen un ritmo distinto al de los doblajes comunes. Esto no le gusto a los espectadores que acostumbrados a unos doblajes más  retocados rechazaron por completo este. Entonces se puede decir que el hecho de que no guste este doblaje va más allá de cómo actúan los actores de doblaje, podemos darnos cuenta de esto si nos fijamos en otros doblajes donde las actuaciones de los actores son malas pero las voces y los ritmos están nivelados, lo que hace que los espectadores no sientan esa “distancia” entre la película y ellos mismos, a pesar de las carencias interpretativas de los encargados de doblar la película. Todo es una cuestión de a lo que los espectadores estamos acostumbrados, y si se nos presenta algo distinto a lo normal lo rechazamos automáticamente.

Para Kubrick el doblaje al español de El Resplandor fue de su agrado ¿qué nos hace pensar eso? Simplemente que él (sin saber castellano) al escuchar las voces le resultaban lo más parecidas al la versión original, pero el hecho es que no estoy muy segura del éxito de las películas dobladas si siempre se buscasen voces lo más parecidas a la versión original y la mayor naturalidad y realidad posible, habría entonces muchísimos doblajes tachados con los mismos malos adjetivos que El Resplandor.

Para muchos esta película es el ejemplo número uno de un mal doblaje, en mi opinión es una afirmación demasiado extrema. Creo que es un doblaje demasiado real para el público, pero eso no lo hace el peor doblaje que se haya hecho en España, a mi parecer hay doblajes interpretativamente muchísimo peores o de voces que no encajan en absoluto. Pero esto como se dice siempre, es una cuestión de gustos…

Para terminar os dejo un fragmento de la versión original para que escuchéis vosotros mismos, comparéis y decidáis si Kubrick estuvo acertado con su decisión o no.

Doblaje vs. Subtítulos : La guerra de los casi cien años.

No sé si el primer tema que he elegido para inaugurar el blog será el más adecuado, pero sin duda eso uno de los más debatidos desde hace algún tiempo atrás. Además, creo que es importante que deje clara mi opinión sobre el susodicho y tal vez pueda aportar un poco de equilibrio, ya que en Internet he podido encontrar opiniones de todo tipo, pero en su mayoría extremistas, y podría decirse que abundan las opiniones a favor de la total desaparición del doblaje en España.

Si me preguntan ¿doblaje o subtítulos? No puedo decantarme al cien por cien por ninguna de las dos opciones. Algunas personas pensarán que es una locura que una licenciada en Filología Inglesa no responda sin dudar: “¡Subtítulos por supuesto, siempre V.O! Y puedo llegar a entenderlo. Obviamente la mayoría de las películas/series que veo están en V.O con subtítulos y en ocasiones sin ellos, siempre y cuando el idioma sea el inglés. Pero tampoco voy a tirar piedras sobre mi propio tejado, al fin y al cabo soy traductora…

Entremos un poco más en el tema. Está claro que el doblaje en España ahora mismo tiene muy mala fama ¿merecida? sí y no. Hay cierto rencor hacia el doblaje, no de forma ilógica, ya que como todos sabemos durante el Franquismo la censura estaba a la orden del día, y los traductores o bien tenían que cambiar los diálogos a la hora de traducir o directamente se comían la parte que al censor de turno  le pareciese que no encajaba con el patrón moral del régimen. Hay casos escandalosos, escenas que fueron omitidas y tras la caída del régimen fueron incorporadas de nuevo y dobladas, pero el problema era que no siempre los actores de doblaje eran los mismos que en la original, con lo que no se sabe si es peor el remedio que la enfermedad. Un caso clarísimo se da en North By Northwest o como aquí la conocemos, Con la muerte en los talones (la traducción de los títulos de las películas, otro tema puntiagudo que se merece una entrada aparte…). Pero no quiero ahondar demasiado en el tema de la censura, ya habrá tiempo también para eso. Solo un apunte más que puede que no todo el mundo sepa. El doblaje NO comenzó durante el Franquismo, la primera película doblada al español es de 1931 Devil and the Deep (Entre la Espada y la Pared)

Primera película doblada al español en 1931.

Por lo que el doblaje comenzó a instaurarse en España desde la Segunda República por razones como el analfabetismo, que hacían que la opción de subtitular las películas fuese inviable.

Parece que ese miedo ha quedado en nuestra memoria, miedo a ver una película/serie y que no se nos esté transmitiendo el mensaje tal y como los guionistas dispusieron. Obviamente y menos mal, ya no existe esa censura, pero todo el mundo tiene que tener claro que una traducción no puede ser cien por cien fiel al texto original, y esto ocurre tanto en la traducción para el doblaje como en la subtitulación, sin mencionar otros textos (literarios, científicos, jurídicos etc). Una traducción siempre va a ser una adaptación a otra lengua, tanto es así que un traductor audiovisual tiene derechos de autor sobre su traducción.

Otro de los argumentos para ver cine y tv en V.O es que puede ser muy útil para familiarizarse con otro idioma. Estoy de acuerdo, claramente ver películas en inglés hará que tu oído se acostumbre paulatinamente a ese idioma, pero que nadie se piense que por ver series en V.O va a aprender inglés (u otro idioma), es una ayuda sí, pero esta argumentación para que se elimine el doblaje me parece pobre. Entonces sucesivamente deberían cambiarse los subtítulos en español por los subtítulos en inglés (o el idioma en que esté la película) y yendo más lejos deberíamos leer libros en su lengua original, cosa que no está tan de moda como ver cine en V.O, y os aseguro que también es una muy buena herramienta para aprender otro idioma.

Y alejándome un poco del tema de la traducción en si, llegamos al doblaje. Mucha gente piensa que los actores de doblaje estropean la interpretación del actor original. Bien, no podemos hacer de esto una máxima. Me refiero a que (y hablo de España donde hay actores y actrices de doblaje de lo mejor) habrá ocasiones donde el doblaje estropee la película, habrá ocasiones donde sea una cuestión de gustos ya que interpretativamente estén a la par la versión doblada y la original, pero también y aunque suene raro, hay veces que el doblaje mejora la interpretación de algunos actores, ya que no nos olvidemos que quien dobla las películas son también actores y actrices con la sola herramienta de su voz para emocionar al espectador, lo que hace más difícil si cabe el papel de un actor. Con esto no resto ni sumo importancia a unos o a otros, a cada uno hay que darle el mérito que se merece. No puedo negar que tengo debilidad por los buenos actores de doblaje ya que me parece increíble como usan la voz , pero no quiere decir que no me gusten las versiones originales, simplemente creo que soy afortunada de poder disfrutar de ambas versiones. Os dejo dos vídeos a entrevistas de los mejores actores y actrices de doblaje de España muy interesantes que puede cambien la opinión de alguno.

Otras personas piensan que si poner otras voces a los personajes es algo así como un sacrilegio lo es todavía más insertar elementos externos a la imagen de la película, me refiero a los subtítulos, ya que el cine es algo sobre todo visual y estos elementos mancharían la imagen.  Según estos puntos de vista lo ideal sería ver la película en versión original y sin subtítulos, y por supuesto es recomendable hacerlo así si uno entiende casi al cien por cien el idioma,  pero como esto no es el caso más común para eso estamos los traductores. Lo que quiero decir es que hoy en día gracias a Internet y a la TDT podemos elegir cómo queremos ver cine y televisión, desgraciadamente faltan más cines en España donde emitan películas en V.O. pero eso es una cuestión de demanda. Lo ideal es ver el producto audiovisual en su idioma original, pero no siempre nos apetece detenernos a leer subtítulos, hay películas como las de acción e incluso animación que son más aptas para ver dobladas y otras más ricas en diálogo que yo personalmente prefiero ver sin doblar. Está claro que hay sitio para ambas opciones, no queramos imponer una forma de ver las cosas como ya hicieron en el pasado, porque estaríamos cometiendo el mismo error. No podemos tampoco dejar a todo un sector sin su trabajo, sin su profesión, a nadie le gustaría que aquello que le gusta hacer dejase de existir solo porque a algunos se les antoje de repente cargarse toda la industria del doblaje aludiendo a razones supuestamente educativas cuando intuyo más bien que son puramente económicas.

Que cada uno elija la forma en que quiere disfrutar del cine y la televisión, y si tú sabes hacerlo de ambas formas, eres  un afortunado.