Canciones Disney: Un gran reto para el traductor.

                   Un cuento tan viejo como el tiempo                       

Tan cierto como pueda ser

Apenas amigos

Entonces alguien cede

Inesperadamente

Estoy segura de que estos versos no os suenan de nada, pero estos sí ¿verdad?

Se oye una canción que hace suspirar 

Y habla al corazón de una sensación 

Grande como el mar 

Efectivamente ambos corresponden al tema principal de la famosa película de Disney La Bella y la Bestia. La primera sería la traducción literal del comienzo de la canción,  pensaréis que no tiene nada que ver con la original. Ahora intentad cantar la letra traducida con la melodía de la canción. ¿Imposible verdad? Y es que traducir canciones al igual que traducir poesía es algo bastante complicado, es como hacer un puzzle donde tienes que ir encajando palabras dentro de una melodía y a la vez intentando que el mensaje original no sufra demasiados cambios, pero en algunos casos, como en este, eso es bastante difícil. Tanto que el mensaje tan directo de la canción que todos conocemos de que “la belleza está en el interior” no aparece en la canción original:

Cierto como el sol (Cierto como el sol)

saliendo por el este (Que nos da calor)

Un cuento tan viejo como el tiempo (No hay mayor verdad)

Una canción tan vieja como el ritmo (La belleza está)

Bella y Bestia (En el interior)

La versión traducida de alguna forma es más detallada y menos abstracta que la original.

Otra canción que todos conocemos: Quiero ser como tú de El Libro de la Selva también tuvo que sufrir algunos cambios en su versión al español (en este caso latino, ya sabéis que antes los dibujos no se doblaban al español de España). En la versión que todos conocemos el famoso primo Louie le pide insistentemente a Mowgli que le lleve el fuego que tanto le fascina, pero en la versión original, a pesar de que efectivamente el mono quiere saber el secreto del fuego no canta las famosa frase “Dímelo a mí, si el fuego aquí me lo traerías tú” sino que la traducción literal sería “Un simio como yo, puede aprender a ser humano también”.  Además, en la canción original el mono no llama a Mowlgi en ningún momento por su nombre como en la traducción (“A mi no me engañas Mowgli”), sino que se refiere a él como “mancub” (muchacho).

Y siguiendo con las películas de animales seguro que os acordáis de los famosa canción “Todos quieren ser un gato jazz” de Los Aristogatos. Pues bien, en la versión en inglés parece ser que no es que todos quieran ser un gato jazz, sino que todos quieren ser simplemente un gato: “Everybody, everybody, everybody wants to be a cat!” De hecho, la palabra “jazz” tan solo aparece una vez durante toda la canción…

Hay otras ocasiones donde las canciones se han prestado a una traducción más literal como es el ejemplo de “El Ciclo de la Vida” de El Rey León o “Colores en el Viento” de Pocahontas. Es cierto que algunas canciones cambian más de lo que al traductor le hubiese gustado pero como ya he dicho al principio, traducir una canción no es tarea fácil; y en las películas Disney que están dirigidas a un público infantil que en ocasiones todavía no saben leer, es imprescindible la traducción de las canciones que son tan importantes en estas películas.

Todos nosotros ya nos sabemos la versión española de las canciones y les tenemos un cariño especial por los recuerdos que nos traen, pero merece la pena escuchar las versiones originales que sin duda son increíbles.

disney

Anuncios